Wesley y Draco:

 hermanitos con hipoplasia cerebelosa

Algún “individuo” dejó a Wesley (naranja) y a Draco (blanco y naranja) abandonados en una colonia siendo muy bebés. Una persona de gran corazón los rescató de la calle, pero a los pocos días los gatos enfermaron. Tenían fiebre y no comían, y no se aguantaban de pie. Fueron hospitalizados de urgencias, y quedaron ingresados 10 días luchando por salir adelante.
Al final se recuperaron, y aunque no hay un diagnóstico definitivo, todo apunta a que la enfermedad fue panleucopenia, y que los gatitos sufren hipoplasia cerebelosa. Esto significa que tienen afectados la coordinación y el equilibrio; las secuelas son permanentes, pero es una condición que no empeora.
Wesley, el gatito naranja, está menos afectado que su hermano: puede caminar y hasta subir y bajar las escaleras, va a la arena para hacer sus necesidades, aunque a veces para hacer caca se tumba en la arena (luego se levanta y lo tapa). Su hermano Draco, el blanco y naranja, tiene más dificultades. Camina algo torcido, no es capaz de subir las escaleras, aunque sí puede con un par de escalones. Ambos gatos hacen vida normal, suben al sofá, salen a la terraza a tomar el sol, comen bien, de forma normal. Lo único que no pueden saltar y correr igual que otros gatos, pero son cariñosos y simpáticos, y se merecen un hogar. Wesley y Draco tienen unos 8-9 meses, y están esterilizados, con tests negativos. Quería pediros ayuda para encontrarles un hogar donde puedan continuar juntos, porque se apoyan mutuamente, y por otra parte, la persona de gran corazón que los rescató y los ha cuidado ha pasado por una tragedia familiar, y se merece más que nadie que esta historia tenga un final feliz. Si crees poder ofrecer un hogar a estos dos gatitos especiales, por favor contactar con: clubdekat@gmail.com (provincia Girona/Barcelona).

1800195_10203437790284680_1488114033_n

1618473_10203437789284655_920649253_n

Esta entrada fue publicada en Asociaciones amigas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.